Fallece el Hno. Macià Ripoll

4 mayo, 2020
Fallecen los padres Vicente Elío y Pedro Santos
29 abril, 2020
Padre Joaquín Rosselló | #COVID19
13 mayo, 2020
Con dolor y esperanza cristiana, despedimos al Hno. Macià Ripoll, M.SS.CC., que el día 19 de abril, pasó a la casa del Padre a la edad de 89 años en la Casa de Palma de Mallorca.
 

F alleció en la casa de Palma de un paro cardiaco. Tenía 89 años. Hacía días que no se encontraba bien y su salud se iba deteriorando. A causa de la pandemia no se han podido celebrar las exequias de modo acostumbrado. Fue enterrado en la tumba que la Congregación tiene en el cementerio de Palma el día 21 de abril.

 
imgblog_noticia_fallece-macia

Homenaje en Lluc, en el Jardín Botánico que lleva su nombre.


 

El Hermano Macià Profesó en la Congregación cuando tenía 20 años, en 1950. Día 28 de junio habría cumplido los 90 años.

Su vida ha transcurrido de una manera bastante silenciosa, en los dos santuarios marianos, el de la Virgen del Coll, de Barcelona, y el de la Virgen de Lluc. Entre los dos lugares ha vivido la mayoría de años.

El Hno. Macià ha sido conocido por muchísima gente, que ha agradecido su dedicación al culto, atendiendo a todos los detalles. Pero también sabemos de cerca que tuvo responsabilidades de la cocina, que no son vistosas, pero muy apreciadas. Era muy aficionado a preparar licores a partir de un variado herbolario.

Ahora, ha sido más valorado por su pasión por la ecología. La Plaza de los peregrinos de Lluc, rellena de unos tejos, que son entre árbol y arbusto, no muy numerosos en la Sierra de Tramuntana. La plaza del Santuario, así es única.

Hace unos meses, antes de que bajara para siempre del “Corazón de la Montaña” se le dedicó el Jardín Botánico, que hay en Lluc, junto a la Colina de los Misterios del rosario, y detrás del conjunto arquitectónico del Santuario.

Allí hizo crecer todo tipo de flora mallorquina. Ha sido una muestra real, eficaz, y no cacareada, del respeto del Santuario por la tierra, por la naturaleza, por la ecología, antes de que el sentido ecológico fuera tan querido. Mallorquines y extranjeros pueden admirar un poco más la creación, y de lo visible subir hacia el Creador.

Los que todavía recordamos los Hermanos Bartolomé Susama, hospedero, el Hermano Rafael Malondra, hortelano, el hermano Martí Tugores, antecesor del Hermano Macià, en la sacristía del Santuario, que fueron de la generación del Venerable P. Fundador, Joaquim Rosselló, nos duele que unos hombres tan enteros, religiosos, laboriosos, y fraternales, con el Hermano Macià, acaben en nuestra Congregación.

Que nuestro hermano continúe para siempre la Pascua que ha comenzado a celebrar con nosotros. Ahora le toca acordarse de nosotros e interceder por nuestra humanidad, que espera la libertad para subir a las montañas, para admirar la belleza del Dios Bueno, mientras con el trabajo de cada día buscamos nuestro pan de cada día.

Unidos en la fe y esperanza en la Resurrección, caminamos con el coraje y la seguridad que nos vienen del Espíritu que derrama sobre nosotros y toda la Creación aquel que nos muestra las manos y el costado traspasados para la vida del mundo.

Los familiares de sangre del Hermano Macià y sus hermanos misioneros queremos compartir la esperanza en estos días pascuales.

Un abrazo,


Josep Amengual i Batle, M.SS.CC.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *